© 2019 por AAIM Adopción

  • Black Facebook Icon

Associación de Ayuda a la Infancia del Mundo.

Brasil

Brasil es uno de los paises ratificantes del Convenio de La Haya.
En los procesos para la obtención de la adopción interviene la CEJA (dependiente del Tribunal de Justicia).

AAIM está acreditada por los Gobiernos de las Comunidades Autónomas de Aragón, Cataluña y Andalucía y por el gobierno de Andorra para actuar como organismo acreditado para la adopción de niños brasileños, asimismo, la entidad está acreditada por el Gobierno brasileño para desarrollar su actividad mediadora en  todo el territorio del país. AAIM desarrolla su actividad en distintos estados brasileños, pero principalmente en Minas Gerais y Pernambuco.

 

Información general sobre la adopción en Brasil


La adopción en Brasil empieza por la protocolarización de los documentos que conforman el expediente de la familia adoptante enviado por AAiM y exigidos por la CEJA. Todos estos documentos deben estar traducidos y llevar el sello consular, para ser posteriormente revisados por los fiscales y técnicos judiciales responsables de menores de la CEJA. Finalizado el análisis y revisión de la documentación, la familia obtiene el llamado “laudo de habilitación” que es el  documento que la acredita para solicitar oficialmente la adopción, ya sea de uno o más niños. Realizado este trámite inicial se inscribe a la familia adoptante en los Juzgados que tengan bajo su tutela centros de acogida /hogares  infantiles de niños susceptibles de ser adoptados. Estos niños provienen generalmente del abandono social y algunos son huérfanos.


 Perfil de los niños adoptables


Normalmente los niños adoptables son aquellos que han sido retirados de sus padres biológicos por orden judicial, procedentes de denuncias de malos tratos o de abandono social . Lo más común es encontrar grupos de hermanos que tendrán que ser divididos de acuerdo a la relación que existe entre ellos y a la disponibilidad de las familias a recibirlos en adopción. Los hermanos pueden ser adoptados por distintas familias, siempre que estas se comprometan a preservar algún vínculo entre ellos. Nunca los jueces autorizarán la separación de hermanos que pueda ser perjudicial para los niños. Cada caso es estudiado de forma particular. La adopción de hermanos, especialmente comprendidos entre 3 y 10 años es factible en Brasil y mucho más frecuente que la adopción de un solo niño. Las solicitudes de niños/as menores de  7 años no son viables en Brasil porque los menores de esta edad  son adoptados en su propio país. En Brasil se necesitan familias que estén dispuestas a adoptar grupos de hermanos (dos o tres niños) o un solo niño de edad comprendida entre 8-10 años.

Requesitos generales


Brasil es un país que no restringe ni limita la adopción internacional bajo ningún concepto de opción civil, social o sexual. Lo que hay que observar es que exista una diferencia de edad mínima de 16 años entre adoptante y adoptado.
Pueden adoptar los matrimonios legalmente casados heterosexuales o del mismo sexo, las parejas de hecho, los divorciados y las personas solteras sean hombre o mujer. También son aceptados los solicitantes con disminución física, siempre que presenten un certificado emitido por un médico colegiado español donde conste que la capacidad intelectual no está afectada y avalando su capacidad para la adopción. La situación económica de los adoptantes no es especialmente relevante, siempre y cuando reúna las condiciones necesarias para asumir la protección del niño y obtenga el Certificado de Idoneidad para la adopción de la autoridad autónoma competente . El Estado brasileño siempre tendrá en cuenta el interés del menor. Pueden adoptar las familias con hijos biológicos o adoptados anteriormente, no existiendo ninguna causa restrictiva al respecto.


Tipo de adopción


Solamente existe un tipo de adopción internacional en Brasil que es la adopción plena irrevocable e irretractable mediante sentencia firme-  Esta sentencia es reconocida por el Gobierno español que otorga al niño adoptado la condición de ciudadano español.

Pasos a realizar durante la estancia en Brasil


La familia adoptante tiene que desplazarse al país,. La llegada de la familia marca el inicio del período de convivencia exigido por la Ley y que es de 30 días, si el niño es mayor de 2 años. El niño o niña es entregado, cuando lo autoriza el Juez y convive con la familia el resto de su estancia en el país. Es requisito acudir al Juzgado para entrevistarse con los
trabajadores sociales y psicólogos que valorarán los vínculos familiares que se están estableciendo. Estos profesionales realizan un informe que sirve para apoyar al Juez a la hora de dictar sentencia de adopción. Los trámites de adopción continúan con la obtención de la nueva partida de nacimiento brasileña, seguida del pasaporte, con sus nuevos apellidos. La antigua partida será cancelada y en la nueva no se hará constar la adopción en anotación marginal. El último paso a realizar es la legalización de la Sentencia de Adopción y certificado de nacimiento en el consulado  español más próximo autorizado.


Hogares infantiles


Los niños asignados para adopción residen habitualmente en instituciones estatales o  pertenecientes a iglesias cristianas y otras están patrocinadas por organizaciones de tipo privado o simplemente reciben el apoyo de particulares sensibilizados con la ayuda social.


Información facilitada antes de la adopción


Cuando se asigna un niño a una familia solicitante, ésta recibirá junto con el documento de la pre-asignación, información sobre sus características personales, salud y perfil psicológico. Una vez que los padres adoptantes acepten la pre-asignación, recibirán una foto del niño. 


Tiempo de espera y estancia en el país.


Orientativamente el tiempo de espera es de un año a un año y medio, dependiendo del tipo de solicitud.
La estancia en el país es de 30-35 días.
La adopción otorgada por los jueces brasileños tienen pleno reconocimiento en España.
Al ser inscrito en el Libro de Familia de los padres, automáticamente adquiere la nacionalidad española.


Seguimiento postadoptivo


El gobierno brasileño requiere la realización de 4 informes semestrales de seguimiento sobre la adaptación del niño/a adoptado/a, durante los dos años posteriores a la adopción.


 Servicios ofrecidos por AAIM 


• Servicio de información y asesoramiento
• Preparación, gestión, traducción, legalización y envío del expediente de los adoptantes
• Apoyo psicológico,  formación y preparación 
• Asesoramiento para la preparación del viaje  y estancia en Brasil
• Acompañamiento y servicio de intérprete
• Representación por parte de abogado en el proceso judicial
• Disponibilidad continua de ayuda y orientación en el país
• Apoyo postadoptivo y realización de los informes de seguimientos requeridos por el país.

¿Más información? Contáctanos

Estamos aquí para asisitirte. Contáctanos por teléfono, email o rellenando el formulario de contacto.